Cosas Nuestras

Maneras

Hasta en las fotos de la boda, el novio aparece con cara sucia, semibarbada.

Los raperos recogen el Oscar enchaquetados y con sombrero retro.

Los clubes más exclusivos ya renunciaron al requisito de saco y corbata.

Las damas fuman y dicen improperios en la mesa, delante de los hijos.

En la tele, en los periódicos ya vale decir palabrotas y reportear el bajo mundo.

De acuerdo, ya no son tiempos de pipa y guante. De buenos modales.

Pero las buenas maneras nos siguen diferenciando de los animales.

jvillega@rocketmail.com