Cosas Nuestras

Mañas

La democracia vuelve a ser sojuzgada por las viejas prácticas priistas.

Sólo que esta vez afloraron en el partido de enfrente, en el PAN.

Gustavo Madero se valió de todas las manipulaciones del voto para reelegirse como dirigente.

La democracia se vistió de consulta nacional con votos entre todos sus miembros, no sólo del consejo.

Pero las cupulitas de los estados agotaron el catálogo de mañas del viejo PRI.

Compras de votos, acarreo de militantes, votos obligados de sus burócratas.

Y en el mejor estilo priista ganó el candidato que querían en Los Pinos.

jvillega@rocketmail.com