Cosas Nuestras

Lluvias

Según los expertos, estamos viviendo una de las canículas más secas de varios años.

Con sus calores ya casi nos hace olvidar que sufrimos una larga temporada de aguas, se llenaron las presas y todo mundo habló de que el nuevo clima fresco mojado iba a ser para todo el año.

La llegada del calor nos desalentó y recordó lo voluble de nuestro clima.

Tenemos que entender que los ciclos climáticos podemos preverlos, pero no evitarlos ni provocarlos.

Y en medio de esos aguaceros tempestuosos, debemos hacer un alto en el camino y decidir si creemos o no creemos en el cambio climático.

Dejar de seguir viviendo a la espera de los huracanes y la suerte de los aguaceros, debemos estar construyendo siempre bordos, represas y presas para tener siempre buena reserva de agua potable, aun después de que pasen los aguaceros.

jvillega@rocketmail.com