Cosas Nuestras

Lenguaje

En los medios de comunicación, sobre todos los electrónicos, se esmeraban en el buen uso del lenguaje.

Antes, para ser locutor había que pasar un examen de conocimientos básicos de cultura, idioma y civismo, luego llegó la libertad y las normas laxas y hoy hay lavanderas que tienen credencial de locutoras.

Y ahora con los publicistas volvieron el grito placero y las expresiones vulgares. No es quién tiene la razón, sino quién grita más.

En la política hay anuncios que incluyen lenguaje procaz ajeno a la formalidad del lenguaje.

Al partido de los maestros, conste de puros maestros, que se llama Nueva Alianza, le parece muy normal poner a una mujer de clase media baja diciendo en sus anuncios “las madres solteras nos partimos la madre” y otro pone a una pandilla callejera bailoteando y con un coro simplón.  

jvillega@rocketmail.com