Cosas Nuestras

Irresponsables


Alarma a la comunidad el aumento inusitado de los divorcios.

Las parejas mal se casan cuando ya se están separando y disolviendo el matrimonio.

El problema grave no es que se separen, sino que el padre cree que se divorcia no sólo de la mujer sino también de los hijos.

Los jueces demoran en sancionarlos y obligarlos a que cumplan.

La sociedad carga con el problema de muchos niños que sufren y se enferman por la falta del padre.

Debiera crearse un fideicomiso para cuidar de ellos y armarles la cuenta a los padres prófugos.

Así como dicen que detrás de un hombre hay una gran mujer, se puede afirmar con justicia que detrás cada madre soltera hay un hombre irresponsable.  

jvillega@rocketmail.com