Cosas Nuestras

Influencias

Al momento de su auge, se calificó a la televisión como madre e institutriz de los niños mal atendidos por sus padres.

Las universidades fueron vistas como guarderías.

Ya en nuestro siglo el internet, los videojuegos y las redes sociales crean una burbuja alrededor de niños y jóvenes.

Dentro de ellas se educan, entretienen, se comunican entre ellos, aislados de sus padres.

Están de cuerpo presente pero con la cabeza llena de pajaritos tuiteros.

Así crece una generación de robots que sienten, hablan y crecen al margen de sus padres. La televisión y las universidades los ocupaban unas cuantas horas.

La tecnología es de tiempo completo y excluyente.

jvillega@rocketmail.com