Cosas Nuestras

Infierno

En octubre del 68 se cernían sobre México nubarrones de tormenta.

La matanza de Tlatelolco habría liquidado a la mala los conflictos estudiantiles.

La burbuja de una prosperidad inexistente parecía a punto de reventar.

La vida urbana era barata y cómoda a cambio de sacrificar al sector campesino.

La peor crónica sobre México la contaban los corresponsales venidos a los Juegos Olímpicos.

Díaz Ordaz aceptaba la responsabilidad de la represión estudiantil y a otros grupos sublevados.

Empezaban las calamidades que casi nos duraron por el resto del siglo.

jvillega@rocketmail.com