Cosas Nuestras

Incredulidad

El supuesto era que a mayor información más crédito tendrían las instituciones y los medios.

Pero nunca circuló tanta información como ahora con las redes sociales.

En el caso de los estudiantes desaparecidos se ha dicho todo y documentado lo que se puede, han bajado periodistas al muladar donde supuestamente los tiraron y medio gabinete presidencial está involucrado.

Pero los padres de las víctimas y los maestros revoltosos sienten la necesidad de ir a contar su historia estado por estado y si es necesario país por país.

La información, se dice, es el mejor sustento de la democracia, pero no es un antídoto para la anarquía sin fundamentos.

jvillega@rocketmail.com