Cosas Nuestras

Incendio

Los Tres Mosqueteros eran meros guaruras, protegiendo a un influyente.

Eso diferenciaba a los ricos: transitar por calles y caminos protegidos por policías privados.

La fuerza pública no existía o era apenas visible en las ciudades.

Con los años, se eliminó la justicia por propia mano y se la adjudicó en exclusiva el Estado.

Los bloques de autodefensa de Michoacán son el retroceso a aquella barbarie.

Particulares armados, encapuchados, combatiendo a los delincuentes, como si fueran autoridad.

Apagar con gasolina el incendio no apunta a solución, sino a desastre en puerta.