Cosas Nuestras

Iguales

Hay un elemento común entre la gesta de Independencia y la Revolución Mexicana.

Los que gobernaban, negaban la posibilidad de un movimiento social.

Contaban las cosas buenas y decían que las malas ya se corregirían con el tiempo.

Las ideas subversivas de ambos tiempos no eran excepcionales.

Llamaban a la democracia, a la equidad, al gobierno honesto.

Pero el caldo de cultivo que las hizo explosivas era la miseria de las masas.

Un pueblo que no tiene nada que perder, más que sus cadenas, fácil estalla.

Donde dice 1810 y 1910, agregue 2015 y pregúntese si no volvió la miopía.

jvillega@rocketmail.com