Cosas Nuestras

Ignorantes

En esta campaña se pudo observar a casi todos los partidos con candidatos faltos de preparación para los diversos cargos en disputa.

El problema proviene de una falta de formación cívica. Las escuelas renunciaron a enseñar las cosas relacionadas con la patria y con las instituciones.

Ya ni las efemérides son motivo de estudio sino fecha de holganza; tampoco pueden ser educados en las universidades que se limitan a los conocimientos esenciales que requieren las profesiones.

A la puerta de los partidos no hay examen de admisión ni curso de capacitación.

El PAN los tiene en teoría, pero en la práctica ya cayó en el proselitismo masivo en las colonias populares.

Por eso los candidatos hablan mal y no saben describir su ideología y prefieren perderse en el insulto y difamación como armas de combate.

jvillega@rocketmail.com