Cosas Nuestras

Hospitales

No hay epidemia que explique por qué están repletos de pacientes los hospitales.

Tanto los públicos como los privados están congestionados en su consulta externa.

El Seguro Popular y la seguridad social abren las puertas de los hospitales a casi todos.

Aun en radiaciones, hemodiálisis y otros tratamientos costosos, no hay discriminación.

Y vienen más pacientes, masivamente, con la seguridad social universal.

Es el largo y costoso camino hacia la equidad: el mismo derecho a la salud y hasta a la vida.

Que ya no haya diferencia entre fresas y nacos: todos pacientes con derecho a atenderse.