Cosas Nuestras

Honorables

Proponía Díaz Ordaz dignificar a los jueces, con apoyo de los medios.

Como en Estados Unidos, donde se llama a los jueces, “honorables”.

Un título prestigiado que compromete a los jueces a merecerlo.

Pero en México los medios dan por sentado que juez es igual a ladrón.

Así no queda aliciente, decía don Gustavo, para ser honesto.

Igual tachamos de corruptos parejo a todos los políticos.

A los decentes, que los hay, acaban en el mismo costal. Pierden ellos; perdemos nosotros.

jvillega@rocketmail.com