Cosas Nuestras

Hippies

Pecado capital en los años sesenta era no ser hippie, no estar en la onda.

Para algunos sólo fue un viaje a las drogas. Y aún no regresan.

Otros confundieron esencia con moda y ahí andan aún, vestidos de manta y con trenzas.

Más interesantes son los ex hippies vueltos clase media: maestros, políticos.

En este mundo todo lo critican pero nada hacen por cambiarlo.

Los quisiéramos aportando las ideas liberadoras de aquella juventud.

Pero su rebelión se limita a escuchar a otros viejitos como ellos, los Beatles.

jvillega@rocketmail.com