Cosas Nuestras

Gracias

Nos desalienta ver que el país casi entero se zambulle en la modorra decembrina.

Todo mundo, decimos, se va de fiesta y vacaciones a partir de hoy, escuelas y Gobierno incluidos. Exageramos. Es imposible parar en seco una nación contemporánea.

Trabajan, como siempre, en las industrias. Hay que seguir produciendo de todo. No cesan en su empeño los que nos garantizan el agua, la luz, el transporte, los alimentos. Tienen agenda llena las iglesias, los albergues, los cuerpos de auxilio.

Si de verdad México entero vacacionara, tendríamos que irnos a las cavernas.

Demos gracias por la mucha gente responsable que cuida nuestro bienestar, hasta en Navidad.