Cosas Nuestras

Gordos

El paradigma femenino de este siglo es la mujer delgada, con piernas de popote y cabús pequeño.

Pero las mujeres de de veras revientan la blusa y los pantalones.

Se inspiran más en las gordas de Botero que en la legendaria Twiggy. México se ha vuelto, por parejo, en el país de los gordos.

Con toda su secuela de males: diabetes, hipertensión, males cardiacos. Exigimos que el gobierno haga algo contra la obesidad; con políticas públicas, con impuestos. No más alimentos chatarra en las escuelas, castigo fiscal a los refrescos.

El problema no es de leyes, sino de familia. Dieta con menos grasa, alentar en casa el ejercicio.