Cosas Nuestras

Futuro

Hay miles de jóvenes que en junio pasan a la fila de los desempleados, de los que no saben qué va a ser su futuro y de los que aún no tienen capacidades de valerse por sí mismos.

Son los miles de profesionistas recién egresados que lo tienen todo, menos un empleo seguro.

La diferencia entre él y un mecánico que no fue a la escuela y ya tiene su taller es que uno ya alcanzó casi el tope de sus capacidades y el otro es un remolino de oportunidades por venir y de más calidad.

Ahora es cuando requieren apoyo de sus padres, amigos y de su Universidad para disminuir la inseguridad sobre su futuro.

Necesitan instarlos a la paciencia, motivarlos para seguir estudiando y no fatigarse de tocar puertas para pedir empleo.

Ahora es la oportunidad para emprender con poco o con mucho, pero con la esperanza en un futuro luminoso.

jvillega@rocketmail.com