Cosas Nuestras

Futuro

Nuestros usos y costumbres permiten anticipar la evolución del ser humano.

Su cuerpo no servirá tanto para caminar, sino para estar sentado.

Los dedos de las manos serán cortos, de yemas aplastadas para pulsar celulares.

Duro de oído, para sobrevivir en un mundo cada vez ruidoso.

Resistente a todo tipo de antibióticos y analgésicos. Proclive a todas las alergias.

Una mezcla entre superinformado y superignorante.

Haga de cuenta el planeta de los simios, sólo que esclavizados por máquinas.

jvillega@rocketmail.com