Cosas Nuestras

Fin y fines

El éxito total de la promoción del Buen Fin deja valiosas enseñanzas para la comunidad y sus líderes.

El secreto es la fórmula ganar ganando que benefició a comerciantes, consumidores y al gobierno.

Se compraron tantas cosas como en ningún otro fin de semana del año. Los comerciantes pusieron en remate parte de su inventario. Los compradores invirtieron.

El gobierno recibió miles de millones por concepto de interés al valor agregado.

Fue un buen espectáculo, ejemplar, esa muestra de fe en la salud financiera de la comunidad.

Claro, la motivación para todos fue la oportunidad: de ahorrar, de vender y de pagar impuestos.

jvillega@rocketmail.com