Cosas Nuestras

Familia

Los males de América solían suceder primero en Estados Unidos y luego pasar por contagio a América Latina.

Pero los problemas de ahora suceden simultáneamente y provocan daños semejantes en toda América.

En todas partes, debajo de los problemas de drogas, enfermedades y conflictos sociales hay una misma causa: la descomposición familiar.

La violencia es impulsada por jovencitos que debieran estar en la escuela y no en las calles fungiendo como sicarios.

Las pandillas son un fenómeno recurrente en Estados Unidos pero que se trasplantó a América Latina con inusitada fuerza en los barrios pobres.

La carne de cañón para vender droga está formada por legiones de jovencitos dispuestos a matar, a secuestrar y a desatar tiroteos en la calle.

Se nos echó a perder la familia… la componemos o nos extinguimos como sociedad.

jvillega@rocketmail.com