Cosas Nuestras

Fama

En política basta un error para que te persigan sombras durante tu mandato y el resto de tu vida.

Enrique Peña Nieto ha cometido dos errores que lo persiguen día y noche. Tuvo un error al citar a Carlos Fuentes. Y otro fue visitar en campaña la Ibero.

Desde entonces lo escarnecen en las redes sociales y lo de Fuentes por poco y lo derriba como candidato.

Ahora cometió otro error garrafal y cargado de mala leche. Le encontraron una casa supermillonaria que tiene en Ciudad de México desde que era gobernador.

Se la exhibieron en el peor momento, con los normalistas sublevados y en medio de su criticado viaje a China.

Tendría que hacer un análisis de esos infortunios y emprender una acción correctiva.

jvillega@rocketmail.com