Cosas Nuestras

Fácil

Los abuelos se pasaban el día entero trabajando, todo les costaba mucho esfuerzo.

El agua la tenían que traer muy de mañana de la noria o del pozo, cargarla en tinas o calentarla si querían bañarse.

El desayuno empezaba poniendo el fuego a calentar y todo se hacía a partir de fresco, empezando por recoger los huevos del gallinero.

Para ir a la escuela o trabajo había que caminar kilómetros en medio de las inclemencias del tiempo.

El pan se horneaba en la casa y la comida se preparaba todos los días, no había forma de guardarla o conservarla para otro día.

Por eso nadie necesitaba ir al gimnasio, con el quehacer bastaba.


jvillega@rocketmail.com