Cosas Nuestras

Escuelas

Cuando el progreso y la sobrepoblación estaban en su apogeo se construyeron las llamadas escuelas monumentales.

Eran grandes construcciones diseñadas para un millar de alumnos.

Pero hubo que controlar la sobrepoblación y ajustarse a modelos más pequeños de desarrollo.

Así quedaron los cascarones de las monumentales semivacías, casi ociosas con población escolar de menos de un centenar. No sabemos qué hacer con ellas, sino mantenerlas abiertas por exigencia de los padres y la pereza de sus maestros.

Hasta que venga un valiente y cambie su destino, pudieran convertirse en centros cívicos donde no hay ni un espacio para usos comunitarios.

 

jvillega@rocketmail.com