Cosas Nuestras

Edades

Las ciudades, como las personas, se hacen viejas sin que nos acabemos de dar cuenta.

Colonias que antes eran residenciales muy exclusivas hoy son de clase media para abajo, pobladas por mayoría de ancianos.

Las escuelas que antes estaban repletas de niños en el primer cuadro de la ciudad hoy se ven despobladas.

Las hay con 10 o 20 maestros y con sólo 60 alumnos en total, mientras los suburbios se van poblando de matrimonios jóvenes con hijos pequeños.

Revertir esa tendencia tiene muchas ventajas. Repoblar el centro de la ciudad, aprovechar la infraestructura de servicios, replantear los beneficios de vivir cerca de los empleos.

jvillega@rocketmail.com