Cosas Nuestras

Distracción

Hoy se va a desplomar la productividad de los mexicanos.

A media mañana encontrarán una falla en la máquina o les faltarán materiales.

Mientras se resuelve la falla no les quedará más remedio que ver jugar a la Selección.

Otros, de plano, se quedarán en casa “por enfermedad”.

Es fácil censurar esa irresponsabilidad; México necesita más trabajo y esfuerzo.

Pero se enciende la pasión que distrae a un pueblo bajo el yugo criminal y las leyes fiscales.

Cada cuatro años se deja embriagar con la distracción de unos cuantos juegos de la Selección.

jvillega@rocketmail.com