Cosas Nuestras

Desgracia

Un terremoto fortísimo mató a más de 15 mil personas en Nepal.

El mismo sismo si pega en Japón hubiera costado unas pocas muertes.

La tecnología de detección de los sismos y las técnicas de rescate en cierto modo han domesticado a los movimientos telúricos.

Y en las grandes ciudades del mundo, los edificios flotan sobre cimientos móviles que neutralizan las ondas del sismo.

¿Por qué no se universalizan esos reguladores y preventivos? La razón es que en los países pobres no hay recursos para esas estrategias.

En esas condiciones se impone una estrategia internacional para construir seguro y firme en todos los países, incluso los más pobres.

La naturaleza actúa con furia en donde quiera que pega, pero los muchos muertos son por culpa no de los terremotos, sino de la pobreza de sus víctimas.

jvillega@rocketmail.com