Cosas Nuestras

Desconcierto

El gobierno de Peña Nieto ya aprehendió al Chapo Guzmán, a La Tuta, al Z42 y a más de cien cabecillas del crimen organizado.

En Michoacán sometió a los peores criminales y avanza despacio la pacificación del Estado.

Sin embargo, no hay las celebraciones que debieran como sucedía con cada pequeña victoria en el gobierno de Felipe Calderón.

Ahora los ciudadanos no están para celebrar sino para reclamar, y lo hacen todos los días a voz en cuello.

No es sólo ingratitud con el gobierno actual, es una ya arraigada inconformidad con los malos gobiernos.

Peña Nieto no se puede resignar a esa visión de su gobierno porque le quedan cuatro años en Los Pinos.

jvillega@rocketmail.com