Cosas Nuestras

Desaparecidos

Es una tragedia no resuelta la de los desaparecidos en el país. Son demasiados. Es el saldo fatal e impune de la actuación del crimen organizado.

Los hay que son acreditables a autoridades y fuerzas armadas. Son los más vergonzantes.

Pero todos nos deben doler igual hasta los que pagaron el precio de entrar en tratos con los criminales.

Un desaparecido es peor que un muerto en la familia, la muerte al fin marca el cierre de una situación.

Ahora el escándalo es por la desaparición de 43 jóvenes a manos de criminales. Hay que llorarles a todos por igual y exigir a la autoridad que resuelva todos los casos.

No usar a los desaparecidos como excusa para desordenar al país y para provocar más desaparecidos.

jvillega@rocketmail.com