Cosas Nuestras

Derrota

Le tomó años a Andrés Manuel López Obrador aceptar su derrota en elecciones presidenciales.

No lo hace abiertamente, sino de soslayo.

En la publicidad de su nuevo partido, Morena, admite que los electores no votaron por él.

Pero los perdona, porque es de sabios, dice, cambiar de opinión.

Esta vez no va a fallar porque le ofrece a los mexicanos una solución mágica, atenerse a la esperanza que significa Morena, sin aclarar a qué se refiere.

Si se refiere a la Virgen morena o a su partido Morena.  

jvillega@rocketmail.com