Cosas Nuestras

Debates

Pese a lo rígido del formato de los debates, todos ellos dejan en claro quién tiene un mejor discurso ymejores propuestas, además de ser mejores que el simplismo de la publicidad hueca que presenta soluciones mágicas.

Honestamente, una mejor campaña sería un debate semanal con temas específicos, precedidos por una publicación del tema y de las diferentes propuestas.

Después del debate publicar resultados, comparar propuestas y abrir la discusión al público.

Así se conocería el pensamiento de cada candidato, pero falta la otra parte, hay que educar al público para que atienda los debates y se atreva a formar una opinión con sustento.

Evitar, como ahora, que el debate quede como la etapa de MissUniverso con su prueba de talento que nada demuestra, salvo la frivolidad del aspirante para opinar de cualquier cosa.

jvillega@rocketmail.com