Cosas Nuestras

Cuentas

Pedirle a los niños facturas por las golosinas que compran fuera de la escuela.

Al entrar al kínder, presupuesto ordenado de lo que costará su ingeniería.

Documentar la liquidación de inventarios cuando se limpie el refrigerador.

El fisco impone requisitos así de enfadosos hasta al que vende pepitas.

Las facturas electrónicas son excelentes para Suecia, no en México con 52 millones de pobres.

Claro que esas facturas se requieren en operaciones mayores: compra de casas, joyas o limones.

Pagar impuestos debe ser tan fácil y expedito como es la evasión.

jvillega@rocketmail.com