Cosas Nuestras

Cortesía

Ya es tiempo de reeditar el Manual de Carreño sobre reglas de cortesía para una nueva sociedad.

Por ejemplo, el uso del celular y otros gadgets en público, sobre todo cuándo apagarlos.

En misa, en una conferencia, en un velorio, cuando se le está declarando a la novia.

Es una ofensa que en una mesa de cuatro, tres estén chateando y el otro esperándolos papando moscas.

Cuando le confían un secreto no se vale ponerlo en el Facebook al momento siguiente.

Hay un límite para las selfies, que no se le imponen a artistas o personalidades.

Son herramientas de trabajo y de comunicación, no armas de agresión.

jvillega@rocketmail.com