Cosas Nuestras

Consideración

La Iglesia católica pide al Gobierno que no haya más asesinatos ni tragedias como las de los 43 normalistas.

Yerra al pedir a otros una tarea que le toca como corresponsabilidad: hacer la paz entre los hombres y salvaguardar los valores de la comunidad.

Debe ejercer un ministerio de amor sobre feligreses que están entre los que matan, incendian y destruyen.

Buen número de los vándalos e incendiarios están bautizados por la Iglesia y sujetos a su disciplina.

¿Cómo se influye? Empezar por redactar un manifiesto que compagine la sociedad perfecta del evangelio con la imperfección de los hombres. Luego a partidos y a candidatos exigirles que fijen su postura.

 

jvillega@rocketmail.com