Cosas Nuestras

Comidas

La cocina familiar cierra el Día de las Madres, porque no hay ventas.

Ese día se empeñan en que la mamá no pise la cocina.

Nada de preparar comida, servirla, lavar la loza, como todo el año.

Las ventas de comida abundan, en cambio, en el Día del Padre.

Se impone agasajar al papá sirviéndole de comer en casa, entre familia.

Sin pensar en el trabajo, sin la esclavitud del celular.

Están bien ambas celebraciones, lo que hay que cambiar es el resto del año.

jvillega@rocketmail.com