Cosas Nuestras

Cobijas

Ante un invierno desusadamente frío han surgido movimientos estatales, sociales, religiosos y hasta de medios para practicar el ministerio de las cobijas, repartir cobertores entre los desvalidos.

Ni crean que es una gran inversión, si la hiciera usted individualmente, con 60 pesos compra una cobija.

Se reparten en todas las colonias populares y son agradecidas por la gente que las quiere para algo más que taparse. Las usan para guarecerse de las rendijas del tejabán o como gabán pegado al cuerpo. Hacen la gran diferencia para aguantar los embates del invierno hostil.

Ponga esta práctica en lo personal y verá como esta noche duerme más a gusto con la conciencia calientita, le garantizamos que nadie le va a rechazar el regalo.

 

jvillega@rocketmail.com