Cosas Nuestras

Clima

Todo nos incomoda: el mucho frío, el mucho calor. La seca, los aguaceros torrenciales.

Con temperaturas de cinco grados queremos que suspendan las clases.

Si llueve, hay que abrir albergues para los damnificados.

Si hay sequía, exigimos que alguien haga algo. Inventar agua si no hay más.

A la menor inundación, el agua arrastra autos en vados y pasos a desnivel.

La verdad es que en Chicago hace un frío hasta de veinte bajo cero y hay clases.

En el sureste llueve todo el año y la vida sigue su curso.

Somos los mimados de Natura, pero aparte le exigimos clima artificial y sólo lloviznas parisinas.

 

jvillega@rocketmail.com