Cosas Nuestras

"Chapulines"

Cada tres años los periódicos y los reporteros se ensañan con los políticos porque renuncian a destiempo y buscan candidatura pidiendo licencia.

Les llaman los chapulines en un ejemplo muy gráfico de como saltan de un puesto a otro.

Pero todo queda en denuncia periodística, no hay castigo legal para la práctica ni sanción que se perciba por parte del electorado.

Todo porque la práctica obedece a las necesidades de arañar una carrera pública dentro de los calendarios de la vida electoral.

Habría que condicionar las renuncias y licencias para que no fueran en agravio de la comunidad.

Resolver correctamente los periodos transitorios de los funcionarios sustitutos, pero aceptar como una realidad que los políticos tienen que moverse si quieren una carrera política duradera.

jvillega@rocketmail.com