Cosas Nuestras

Castigo

Al Ejército Mexicano lo han castigado con dos guerras imposibles en los últimos ocho años.

Sufrieron miles de bajas, muertos y heridos, secuestrados, ejecutados, sin esperanza de triunfo.

En estos dos años de Peña Nieto han tenido que soportar peores enemigos, grupos criminales regionales en contubernio con gobernadores, alcaldes y policías.

Necesitamos que sea un escudo inviolable y no un muro de guardianes que no deben ni defenderse de maestros insolentes y muchachitos con ánimos de guerrilleros. 

Tenemos un Ejército de excepcional patriotismo, constante defensor de las instituciones y hasta de gobiernos que no dan pie con bola.

Es el mayor de los riesgos para todo México, no sólo para los funcionarios ineptos que los mandan a la muerte.

jvillega@rocketmail.com