Cosas Nuestras

Cangrejo

Suena a burla sobre la capacidad de nuestros legisladores.

Hay quien los quiere con título universitario, si es de abogado, mejor.

Durango puso la vara aún más bajita, sólo quiere que sepan leer y escribir.

Pero la Suprema Corte dice que ese requisito es inconstitucional.

Discrimina a indígenas monolingües y a los ciudadanos analfabetas.

Que rebuznen aunque no sepan la tonada, menos cómo legislar.

O sea, que seguimos caminando para atrás como el cangrejo.

jvillega@rocketmail.com