Cosas Nuestras

¿Cambió?

Pésima la comparación, pero al PRI del 2013 le pasa como a la prostituta reformada.

La gente no acaba de creer su conversión y espía cada uno de sus actos y actitudes.

Es indudable la buena intención de las reformas integrales, por ejemplo.

Logro histórico el Pacto por México, que hubiera salvado a Vicente Fox para la historia. Pero, ¿dónde está la campaña real, drástica contra la corrupción?

¿A qué hora desactivan y enjuician al líder de los petroleros?

¿Volvemos al centralismo con un solo Código Penal y con un IFE para todas las elecciones locales?

Sigue la sospecha de que el PRI no cambia, y de que PAN y PRD cada vez se le parecen más.