Cosas Nuestras

Burbuja

Cuauhtémoc Cárdenas nunca oyó que su mamá le pidiera el gasto a su padre.

Vivir en Los Pinos, desde Cárdenas, es encerrarse en una burbuja de excepción.

Por seis años, la primera familia no sabe de gastos domésticos o limitaciones.

Tienen a un ejército —literalmente Ejército— a su servicio.

Otro ejército de servidumbre los alimenta, tiende su cama, alza la casa.

Mientras, sus mandantes, viven en microcasas y con el mínimo.

jvillega@rocketmail.com