Cosas Nuestras

Buen mes

En las garitas paraban el paso de artefactos, los lujos y excesos de lo permitido.

La aduana hacía a los mexicanos clientes cautivos de la industria y el comercio nacionales.

Eso se acabó. Ahora se importa con más libertad y se compite globalmente. El Gobierno Federal apoya lo nacional alentando promociones como la del Buen Fin.

El gasto anticipado del aguinaldo con ventas locales a buen precio, en un fin de semana.

Pero con una mano alienta al comercio nuestro y con la otra le da un golpazo. Por Navidad, amplía la franquicia aduanera a 500 dólares por viajero.

O sea, unos 2 mil dólares por vehículo, para alentar el Buen Mes en Texas.