Cosas Nuestras

Babel

Las Conchas se llaman en realidad Concepción, por lo menos en España y México.

Pero en Argentina las conchas son las vaginas, y en otros países son los vividores.

No es lo mismo ser una vasca en España que una basca asquerosa en México.

Un trago de los mexicanos se convierte en un palito para los venezolanos.

Las cajetas de Celaya nada tienen que ver con las cajetas, órganos femeninos argentinos.

Con el paso de los siglos, el castellano es sólo un intento fallido de contar con un idioma en común.

En realidad, es la lengua confusa y equívoca de nuestra torre de Babel.

jvillega@rocketmail.com