Cosas Nuestras

Avión

Decimos que vivimos en la aldea global, que el mundo es un pañuelo.

Pero el mes pasado se nos perdió un enorme avión con más de 200 pasajeros.

Para localizar sus restos hubo que explorar un millón de millas de mar.

Con toda su tecnología de punta, aún no sabemos por qué se desvió rumbo al desastre.

Duro descalabro para nuestra soberbia tecnológica.

Las máquinas hacen maravillas que transforman nuestra existencia.

Pero el hombre es el mismo de siempre: con prejuicios, pasiones y errores.

jvillega@rocketmail.com