Cosas Nuestras

Ataduras

Las reglas del INE para las campañas tienen a los partidos y candidatos con el grito en el cielo y autocensurados para no hacer promesas o gastos que están prohibidos.

Los controles y sanciones que contiene la Ley Electoral tienen una clara intención de frenar al que vaya más adelante.

Todo cuentan y todo revisan, sus inspectores andan verificando el número de espectaculares y la concurrencia a todos los mítines.

A todo le calculan costo y lo suman a la capacidad de financiamiento permitida.

Precisamente este lunes se espera una demostración de la ferocidad de las reglas cuando se decida si su primer sancionado pierde el registro en Nuevo León.

Con eso y los pocos tiempos permitidos para campaña ciertamente se abaratarán los costos, pero hay el riesgo de que los electores no se sumen al entusiasmo ni decidan sufragar.

 

jvillega@rocketmail.com