Cosas Nuestras

Armas

Es una guerra permanente total sin cuartel que lleva más de un siglo.

Se pelean donde quiera que hay ciudades y hombres que manejan.

Matan, mutilan, arruinan y dejan inválidas a millones de personas por años. Gracias al automóvil la muerte se trivializa y deja de asombrarnos.

Pero sin duda causa más muertes que la guerra contra el crimen organizado.

Matan las secretarias, el preparatoriano, el anciano, hasta los escolares.

Algún día reflexionaremos y clamaremos por una moratoria. Quizá cuando ya hayamos hecho a la ciudad inviable.

jvillega@rocketmail.com