Cosas Nuestras

Altibajos

Venimos de una historia de más derrotas estrepitosas que triunfos modestos.

En el siglo XIX perdimos la mitad del territorio. Sufrimos dictaduras y guerra fratricida.

Nos invadieron Estados Unidos, Inglaterra, Francia y hasta nos impusieron un emperador.

Hubo desaliento nacional. El futuro de México se antojaba de colapso terminal.

Pero después vinieron los días dorados de la República restaurada, del Porfiriato. La Revolución generó instituciones perdurables.

En ese enorme mural de claros y oscuros, lo de ayer sólo fue una derrota deportiva. Dolorosa pero intrascendente.

jvillega@rocketmail.com