Cosas Nuestras

Agua

La hambruna mundial del agua está pronosticada para suceder en este siglo.

Los expertos afirman que las guerras próximas no serán en derredor del petróleo, sino por el agua, cada vez más escasa.

Es un mal global pero con repercusiones en la vida de todos, incluyendo países ricos y pobres.

Pero como pasa con otras plagas globales, se resuelven a nivel local y hasta personal.

Necesitamos no atenernos a la construcción de presas y tendido de acueductos. De nada servirán si ya no hay suficiente para almacenar ni transportar.

Hay que reeducarnos para ahorrar y hacer rendir el agua que nos queda.

jvillega@rocketmail.com