Cosas Nuestras

Adicciones

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de adicciones son las del alcohol y la cocaína.

Pero la verdad es que las adicciones del hombre contemporáneo suman docenas y van de las menos lesivas a las mortales.

Está la adicción al juego que en nuestra comunidad ya ha costado suicidios, divorcios, quiebras y desempleo.

Y si revisa su rutina cotidiana encontrará que muchas conductas encubren un vicio o una debilidad.

Está el hombre quebrado que sigue tramitando tarjetas de crédito, el que come hasta la asfixia porque no sabe cómo parar.

El que niega ser alcohólico por tomarse un trago diario todos los días, o sea 365 tragos al año.

La vacuna contra las adicciones es una vida ocupada y con sentido.

Hay que procurar estar tan ocupado que no nos sobren tiempos de ocio.

jvillega@rocketmail.com