Cosas Nuestras

Abuso

La autoridad electoral está tratando de frenar los duelos de mini partidos donde una misma persona se autopostula para dos cargos simultáneamente y así garantizar su llegada al gobierno.

Hay políticos que llevan más de 20 años colándose a las nóminas oficiales, uno de ellos es Luis Farías que por puro escalafón ya llegó a candidato a gobernador.

Su partido no tiene suficientes miembros ni para colocar representantes en todas las casillas, menos para armar un Gobierno creíble.

Suena absurdo que un aspirante recorra las calles pidiendo que voten por él para gobernar Nuevo León y si no se la creen que al menos voten por él para diputado local.

Por eso hay que volver a revisar la figura de los candidatos independientes, para que no sea sólo para gente ambiciosa que se cuela al mundo mágico del dinero público.


jvillega@rocketmail.com